POETIZA.ME EN ONDA VASCA – PABLO MÜLLER

Colaboración con Onda Vasca, con Kike Alonso en “Atsalde pasa“, para poetizar el mundo, hasta donde nos deje la vida…

Esta vez nos acompaña el magnífico poeta Pablo Müller  (Bilbao, 1961) es el heterónimo de Javier Bermúdez Valencia. Éste estudió Historia y es poeta e insurgente cultural. Pertenece al colectivo ZOK. Ha publicado los poemarios «Contra el miedo» (Ed. Amargord 2015); «El cuaderno de las tareas extraordinarias» (A Fortiori Editorial 2017); y  «Pan y Hierro» (Ediciones del 4 de agosto, 2019) y forma parte de las antologías «Las Noches de LUPI en Bilbao» (Ed. LUPI, 2014), «Ni una más. Poemas por Ciudad Juárez» (Ed. Amargord, 2014), «Voces del Extremo, poesía y raices» (Ed. Amargord, 2016) y «Voces del viento sur» (Ed. El Desvelo, 2016). Desde enero de 2011 mantiene el blog «Papeles de Pablo Müller».

Aquí podeis ver la presentación que hice de este extraordinario poeta, con mitivo de la presentación de su libro «El cuaderno de las tareas extraordinarias»

Y aquí los poemas con los que nos impresionó

Miércoles, 18 de diciembre

Hotel, cama mercenaria, habitación de paso. La Alcarria está lejos del mar del norte, casi cinco horas, apagar la luz y callar las buenas noches, no recorrer el pasillo para cuidar el dormir del hijo y levantado aun de noche continuar.

Pablo Müller
El cuaderno de las tareas extraordinarias, 2017

Sábado, 2 de agosto
Digo que el enemigo del amor es el miedo, ¿miedo a qué? pregunta mi hijo, al rechazo, al no. El amor es valiente y si no no es.

Pablo Müller
El cuaderno de las tareas extraordinarias, 2017

 

Martes, 14 de octubre
No me gustan los hoteles donde duermo solo, sin el ruido de los otros pobladores en los pasillos, el cierre de las puertas, las toses de las noches, el paso al ritmo del fin de la jornada, o un ascensor que sube hacia el cielo de las estrellas —su polvo, destino, el polvo que cierra los ojos últimos del último que mira— hay la mirada de mis muertos en cada calle que te recorro con su frío.

Pablo Müller
El cuaderno de las tareas extraordinarias, 2017

Domingo, 8 de noviembre
Hasta ahora una niña en cuclillas frente a las olas se hacía hueco en un poema que leí hace años, como si el texto fuera premonitorio, o tal vez ese es el gesto que nos hace crecer, tomar del mar su presencia y seguir el camino de los vegetales, el sol mineral, los gatos, la insistencia de los niños en abrazar las olas y como a este texto lo puede interrumpir el agua de la marea que sube.

Pablo Müller
El cuaderno de las tareas extraordinarias, 2017

 

LOS HILOS DE COLORES
Dolores, Saturnino, Cecilia,
María, Julián, Lucía, Inés,
la de bordada de la cuchara,
la ese como la lombriz,
la ce de casa, cama, comida, camisa,
la eme de la mujer que aguanta detrás,
la jota como el anzuelo donde
se enebra aquella lombriz,
la ele palanca de hierro barrenador,
la i, un diminuto dedo que pide atención.
El hilo azul del cielo imposible,
el hilo rubio de la limonita,
el hilo verde para las letras de los cartuchos,
el hilo morado de la culpa,
el hilo rojo de la última alegría.

Pablo Müller
Pan y hierro
Ediciones del 4 de agosto, 2019

LOS DOCE MIL MINEROS
La cuesta tiene unos siete kilómetros,
un camino de curvas de herradura:
bajan los carros, tirados por bueyes
que cambian arado, cargados de mineral,
suben los capataces montados en sus caballos,
y un ingeniero alto que mira hacia el mar:
la grieta que abre el agua en la tierra de hierro.
Las chimeneas de las acerías
escriben con humo negro
los términos de esta condena,
sus fuegos duelos solo se encienden
para Ilenar las cuentas del beneficio
del hombre patrón.
Delante Juan Conde, el desterrado,
detrás el niño cheposito, despacio
la niña Tita, niña Pepa, juntas
Josefa la madre, los apellidos
perdidos, de la mano Marcelina,
la última, en el cajón del viaje
las agujas de la costura, la gubia de carpintero,
el martillo de la rabia.
El ruido de las explosiones se hace grande,
los pasos de los desterrados son más cortos,
-más cansancio, más ruido, más lejos de la casa
del padre-, más cerca tras la cuesta las minas
de La Arboleda: Matamoros, Las Cármenes,
El Negro, Elvira, un rumor que eleva poco a poco
de las bocas de doce mil mineros
abriendo las tierras
para Orconera Iron.

Pablo Müller
Pan y hierro
Ediciones del 4 de agosto, 2019

APRENDER A AMAR
Imagina Victor
el centro de la piedra
como un lugar desconocido, las letras
que ignora y Marcelina le explica las antiguas
formas de aprender amor antes que aprender
trabajo. Él sabe del ciclo de la tierra y el abono,
la lógica olvidada entre el barro de la mina, óxido
en la lluvia que envenena la vida, las suyas,
las que vendrán. Por eso al decidir el punto de la roca
donde la palanca rompa, una, una, otra, otra,
abriendo la grieta como respiración, como latido,
son sus manos las que hieren las esquirlas del hierro,
piritas que amenazan con su chispa la dinamita
que espera su ocasión.

El estruendo es su fracaso. Arremolinados,
encorvados los hombres que lo acompañan pican
los restos y las mujeres, últimas, esperan para lavar
el mineral.

Pablo Müller
Pan y hierro
Ediciones del 4 de agosto, 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.