LO NORMAL – Isabel Martín

“Social y culturalmente arraigada, la violencia de género frecuentemente sigue siendo tolerada o justificada, y es uno de los principales problemas a que se enfrentan las mujeres […] pocos casos llegan a la justicia, ya que un porcentaje reducido de las víctimas denuncian la violencia que aguantan y las mujeres que lo hacen, habitualmente se enfrentan con sospecha, indiferencia, y en muchos casos revictimización e impunidad.”(1)


Escuchar audio del poema aquí.


Lo normal

Lo normal se construye cuando se repiten las cosas,

cuando las cosas se repiten igual,

cuando se repiten las cosas,

cuando pasa lo mismo una y otra vez,

cuando se repiten las cosas,

las mismas cosas, una, y otra, y otra y otra y otra vez.

Las cosas repetidas,

desde tanto tiempo atrás, repetidas

lo mismito de la misma manera,

la cosa la misma,

otra vez repetida

desde atrás de nuevo

igualita repitiéndose

desde tanto atrás, otra vez la misma,

desde atrás de nuevo

la cosa repetida otra vez.

Y a base de repetirse, de repetirse, de repetirse

en mi cuerpo en otros cuerpos,
en los cuerpos de nosotras,
en los cuerpos de ellas,
en todos esos cuerpos

repetida otra vez

la misma cosa, la vieja cosa, repetida

la c-o-s-a

que

llamáis

N-O-R-M-A-L

Las cosas que nos pasan a nosotras, por ser nosotras

que nos hacéis vosotros, por ser vosotros,
que vosotros decís que esas cosas de nosotras nos pasan por culpa nuestra,
por ser tan así nosotras, siendo vosotros los que hacéis las cosas repedidas,

una y otra vez sobre nuestros cuerpos,

una y otra vez sobre nosotras,

una y otra vez,

Todas

Esas

Cosas

Tan normales.


(1) KRISTINSDÓTTIR, Ragna Sigríður. Cultura de violencia: normalización de la violencia de género en Guatemala. MEMORIAS Y MOVILIZACIONES DE GÉNERO EN AMÉRICA LATINA, 2015, p. 102.


NORMALA DENA

Genero-indarkeriak sustrai luzeak eta sendoak ditu gure gizartean. Onartua eta justifikatua izan ohi da sarritan eta horixe da, hartan ere, emakumeek duten arazo nagusienetako bat. Gutxi dira justizia-bidera heltzen diren kasuak, gutxi diren neurrian horren berri ematen duten emakumeak. Era berean, justizia-bidera jotzea erabakitzen duten emakumeak susmo txarrez eta axolagabetasunez ikusten dira sarritan, eta zigorgabetasunari eta berriz biktima bihurtzeari egin behar izaten diote aurre askotan.

 

NORMALA

Gertaeren errepikapenari esker

sortzen da normala dena,

gertaeren errepikapen berdin-berdin-berdinari esker.

Gertaerak errepikatzen direnean,

behin eta berriro gertatzen denean,

gertaerak errepikatzen direnean,

gertaera berdinak errepikatzen direnean,

gertaera berdinak, bat eta bi,

behin eta berriro, etengabe.

 

Gertaera errepikatuak dira,

aspalditik, aspaldi-aspalditik,

berdin-berdina errepikatuta eta berdin-berdin,

beste behin errepikatua aspalditik,

aspaldi-aspaldi-aspalditik errepikatzen dena,

berriz ere berdina, aspalditik berriro gertaera errepikatua, beste behin.

 

Eta errepikatzearen errepikatzeak,

nire gorputzean errepikatzeak,

beste gorputz batzuetan bezalaxe,

emakumeon gorputzetan,

emakumeen gorputzetan,

gorputz guztietan atzera ere errepikatuta gertaera berdina,

betiko gertaera zahar berdina,

n-o-r-m-a-l deitzen duzuen hori.

 

Emakumeoi gertatzen zaizkigunak emakume izateagatik bakarrik dira,

gizonezkook egiten dizkiguzuenak, zuek izateagatik.

Zuek esaten duzue gertaera horiek gure erruz errepikatzen direla,

garen modukoak garelako bakarrik.

Zuek zarete gertaerak errepikarazten dituzuenak,

behin eta berriro gure gorputzen gainean,

etengabe gure gainean, behin eta berriz.

 

Denak

Gertaera horiek

Hain… normalak.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.