Aute hizo de la poesía un arma de satisfacción masiva en el Teatro Moderno

Aute hizo de la poesía un arma de satisfacción masiva en el Teatro Moderno

Aforo completo para su “duelo” con Antonio García Villarán. GALERÍA GRÁFICA en el interior

Aute y Villarán, pletóricos en el Teatro Moderno.
Luis Eduardo Aute y Antonio García Villarán escenificaron este domingo un divertido duelo poético, dentro del Festival de Poesía de Guadalajara, Arriversos. Sentido del humor, ácida filosofía y hasta un par de levitaciones “mágicas” despertaron aplausos y risas entre el público que abarrotaba el teatro.

Si alguien te dice que “Magritte es la pesCadilla de Darwin”, no entiendes nada. Entonces, te muestran el cómo en un sinuoso e insinuante vídeo. Precisamente así, con una proyección de poemas visuales creados a base de dibujos en movimiento de Luis Eduardo Aute, comenzaba ayer en el Teatro Moderno de Guadalajara el espectáculo “Poemigario”, plato fuerte del festival de poesía ARRIVERSOS, de este año.

Tras las imágenes, a veces eróticas y escatológicas, a veces oníricas y surrealistas y siempre sorprendentes y polisémicas, cargadas de concepto, llegó la palabra y los dos artistas sobre el escenario empezaron a “poemigar”. Todo en el espectáculo estaba calculadamente improvisado y la “puesta en escena” se llevó a cabo literalmente cuando los dos poetas llevaron al centro de las tablas una mesa. Gracia Iglesias, organizadora del festival, se encargó de servir el vino –una botella de tinto y dos vasos– y de presentar el acto, con palabras de agradecimiento al público que abarrotaba el patio de butacas y al Patronato de Cultura, que se hallaba representado por el propio concejal Armengol Engonga, quien no quiso perderse el acontecimiento.

Tras los micrófonos Antonio García Villarán y Luis Eduardo Aute, dos almas gemelas nacidas en generaciones distintas y con voces a un tiempo diferentes y hermanas en agudeza y sentido del humor.

Villarán abrió el turno con una particular definición de poesía salida de su bragueta. A continuación llegaron los juegos de palabras y pensamientos, en forma de personalísimas destellos poéticos, casi greguerías: “Mis textos son breves porque tengo compasión del público. Los llamo “poemigas” porque son como miguitas poéticas”, indicaba Aute, antes de leer algunos de ellos y lograr despertar la risa al público, que continuó como banda sonora del espectáculo, salpicada de aplausos entusiastas y exclamaciones de aprobación, según las ocurrencias de ambos participantes en el duelo de ingenio.

Cuando Villarán recitó su poema “tongo” ayudado por un megáfono, el respetable participó con ganas.

Filosofía de bolsillo
“No todas las tumbas son para toda la vida”, “la medida del tiempo debería llamarse ‘primero’ y no segundo”, “¿y por qué ‘fuera de sí’ y no ‘fuera de no’?”, “Cuando alumbra/la penumbra, la oscuridad deslumbra”, “mi imperio no es una ciudad”, “mi nación está en donde me quieren”. Cada reflexión, cada micropoema, era como una gota de filosofía, dosificada con la naturalidad de quien suelta simples ocurrencias, afiladas como agujas que iban haciendo diana entre el público, a pesar de que a veces “hay quien busca la paja metiendo la mano en un agujar y no se pincha”.

Una caja de música con una melodía infantil, un pequeño transistor en el que sonaron algunos acordes de “All you need is love” y el penetrante sonido de un cuenco tibetano, fueron los únicos aderezos musicales de una velada en la que Aute no cantó, pero sí encantó a la concurrencia que, por otra parte, estaba sobradamente avisada de que lo que iban a presenciar no era un concierto, sino un espectáculo de perfopoesía.

Entre la concurrencia no faltaron algunos políticos, como los concejales socialistas Daniel Jiménez y Pilar Cuevas, la exdelegada de Cultura y actualmente senadora Riansares Serrano y la consejera de Fomento, Elena de la Cruz.

“Ten cuidado, que hay políticos en la sala”, avisaba el más joven de los poetas al maestro, cuando este bromeaba sobre la incapacidad de los políticos para llegar a acuerdos y consensos. “Da igual, esto va dirigido a Tirios y Troyanos, no me importa el color”, replicaba el autor de El sexto animal: “aunque sea el menos común de todos los sentidos, todos los políticos alegan al sentido común. Por eso yo creo que la cosa se arreglaría si fundáramos un único partido que uniera a todos: el partido ‘sentidocomunista’”.

La poesía es magia
Entre verso y verso se escanciaba el vino y la botella marcaba el paso de los minutos como una tenaz clepsidra. Transcurrida ya más de hora y media de recitado, en medio de un alegato contra el fútbol Gracia Iglesias subió al escenario para sumarse en la declaración pública contra la que, a juicio de Aute es la “nueva religión” en el mundo de la “tecnología”.

Frente al fútbol, “los poetas reivindicamos la poesía que es estar en estado de gracia”, un estado de gracia que eleva el espíritu, declaró el cantautor, poeta y artista que, como demostró en ese instante, también es capaz de realizar “magia”, haciendo “levitar” con ocho dedos a dos personas del público, ayudado por Villarán, Iglesias y la joven fotógrafa Claudia Ruiz, que se sumó al grupo en ese punto.

Con semejante broche final acabó el acto demostrando con hechos la máxima vital de Luis Eduardo Aute: “Se puede perder todo, menos el sentido del humor”.

Arriversos continúa
Esta actuación es el corazón de la edición decimotercera de Arriversos, Festival de Poesía de Guadalajara, patrocinado por el Patronato de Cultura del Ayuntamiento arriacense, que comenzó con la inauguración de la exposición “Cien de cien” comisariada por la poeta Elena Medel, en la Biblioteca de Dávalos, y una Jam Session que contó con numeroso público. La programación poética continuará el jueves próximo con la presentación del libro de Mar García Lozano Campos de la despedida. Una imagen de Gertrud Kolmar. Y el viernes 29 de abril se presentará la obra Hebras de una hoguera, de la autora malagueña María Jesús Fuentes. Ambos actos tendrán lugar en la Biblioteca de Dávalos a las 19.30h en el salón de actos.

Arriversos concluirá el sábado 30 de abril en el salón de actos de Dávalos a las 12:00h. con la presentación de la revista Mester de Vandalía a cargo de su editora, la escritora María Jesús Fuentes, y un encuentro-coloquio entre tertulias y agrupaciones de poetas de Guadalajara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.